AcuerdoIntercultural
Inicio arrow Legados Culturales arrow El origen de la celebración del día de la madre
El origen de la celebración del día de la madre PDF Imprimir E-Mail

La historia sobre el origen de la celebración del día de la madre, así como la época del año en la que se celebra, y las fechas con las que se le relaciona en las diferentes culturas, se encuentra especificadas y analizadas en el siguiente enlace:

http://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_la_Madre

Somos conscientes en el equipo de Acuerdo Intercultural que dicha celebración de carácter internacional se ha vuelto con el tiempo una festividad de naturaleza consumista, por lo que queremos ayudarle a quienes están reacios a la misma por esa razón, a encontrarle un significado más especial, y así tener un por qué genuino y legítimo para hacer de ese día una fecha importante en el calendario.

Y buscando ese sentido especial, hemos encontrado en el libro “El Cuidado del Alma”, de MOORE Thomas,  Ediciones Urano, 1998, una definición profunda acerca de su significado. Lo maternal, es: “cuidar, amar y alimentar, no sólo de manera humana, sino también de manera divina”. Es decir, que por un lado, a las figuras maternales de nuestras sociedades (madres, instituciones, iglesias, etc.) no hay que verlas sólo con la misión y el papel familiar y social de proteger y de cuidar. Y por otro, comenzar a entender que todos los seres humanos, hombres o mujeres, poseemos y tenemos que conservar lo maternal que hay en nosotros, en nuestra alma.

Dice el autor que "el impulso maternal no se refiere sólo a los logros y la supervivencia a nivel físico” (…) “sino que tiene que ver también con guiarse hacia las propias e ignotas profundidades y hacía el misterio del destino”.

Lo maternal “es un reconocimiento acerca de que cada individuo tiene un carácter y un destino, unas –cualidades del alma- especiales que es preciso salvaguardar, incluso a riesgo de perder las habituales certidumbres de la seguridad y la normalidad”.

Lo maternal, dice en múltiples formas el autor del libro en mención, está relacionada con el amor, la pasión y el deseo de continuidad que todos tenemos hondamente arraigado hacía la vida. Por lo que resulta esencial, según lo expresa en su análisis, permitir en nuestra vida los filtreos con el peligro, correr riesgos, exponernos a experiencias transformadoras, y al destino.

Para que eso sea posible, dice, es necesario verse frágil y vulnerable, de esa manera se establece con mayor intensidad y solidez ese sentimiento de amor a la vida, tras haber atravesado y vuelto de momentos oscuros, donde nos vemos y estamos amenazados por peligros.

Vivir lo maternal en la vida, propone el autor, es permitirnos nuestra conversión en individuos, descubriendo nuestras propias profundidades e incluso nuestra propia oscuridad, sin desconectarnos de la orientación que llevamos dentro y que nos mantiene en la vida y en la comunidad.

Por lo anteriormente expuesto, vale la pena celebrar el día de la madre, de la maternidad, o de lo maternal, buscando el recocimiento de este su sentido profundo.  

 
< Anterior   Siguiente >