AcuerdoIntercultural
Inicio arrow Experiencias arrow Seguir trabajando o detener la acción
Seguir trabajando o detener la acción PDF Imprimir E-Mail

Soy de origen latinoamericano. Cuando vine a vivir a Madrid, trabajé en primavera en buzoneo (-repartiendo publicidad de diferentes tiendas) con chavales madrileños, muy jóvenes, que querían dejar los estudios y probar el mundo laboral de los adultos.  Ellos eran en general muy majos y abiertos, aunque se divertían mucho a mi costa por mi forma diferente de hablar.  No obstante, su actitud retadora y deshinibida, no me enfadaba jamás con ellos, porque al tiempo de sus aparentes burlas, me preguntaban constantemente el sentido diferente de mis palabras y frases, con la idea de entenderme e interpretarme mejor.  Una vez, estábamos todos terminando una etapa de descanso en un parque, y yo para animarlos a seguir, y terminar antes nuestro trabajo, y así marcharnos a casa, les dije: “Párense”.  Me sorprendí mucho con su reacción, pues todos al tiempo  dejaron de moverse, quedándose serios y estáticos, como estatuas. Yo entonces me imaginé que era otra de sus tantas bromas, pero al ver mi cara de extrañeza por su reacción, ellos me dijeron que no estaban de cachondeo, que estaban haciendo justamente lo que yo les había pedido hacer. Luego, entre risas, me explicaron, que aunque se imaginaban lo que yo quería que ellos hicieran, la manera común y cotidiana como esperaban oír dicha solicitud de acción, seria: “poneros de pie” o “pónganse de pie”. Desde entonces me aseguro de ser entendido diciéndolo de ambas maneras. Diana

Boca sellada Discúlpenos, estamos elaborando el análisis de este relato, enmarcados en la teoría de la comunicación intercultural, para cumplir con nuestros propósitos de coadyuvar al aprendizaje y mejoramiento de habilidades para la comunicación y las acciones conjuntas entre personas de diferentes culturas.  En pocos días colgaremos el mismo en este lugar.

 
< Anterior   Siguiente >